Google Chrome dejará de soportar los Ad Blockers

Google Chrome dejará de soportar los Ad Blockers

Los ingenieros de Google han propuesto una serie de cambios a Chromium, base del navegador Chrome y de otros como Opera (y en el futuro del sucesor de Microsoft Edge) que podría tener implicaciones notables para millones de usuarios: las extensiones que bloquean publicidad (Ad Blockers) dejarían de funcionar totalmente.

Desde enero de este año venimos hablando de los cambios que Google estaba planteando en Chromium respecto a los bloqueadores de contenidos. La clave en ellos, recogidos en su Manifest V3, es que podrían desaparecer tal y como los conocemos. Los argumentos de Google iban por el lado de la privacidad, la seguridad y el rendimiento, que se verían mejorados por la restricción de las funciones de bloqueo de webRequest. Es la API que a día de hoy aún permite que las extensiones intercepten peticiones de red, para bloquearlas modificarlas o redirigirlas.

Herramientas como AdBlock Plus podrían por ejemplo seguir funcionando de forma básica, pero la propuesta ha causado la crítica abierta de Raymond Hill, el desarrollador de uBlock Origin y uMatrix, que indicaba que esos cambios tirarían por la borda su trabajo de años en este ámbito haciendo sus extensiones totalmente inservibles.

El origen del problema

En enero, el Manifest V3 exponía que para mejorar el rendimiento y la privacidad de Chrome, pasarían a restringir una API llamada WebRequest, que al final será reemplazada por una nueva llamada DeclarativeNetRequest.

La primera API tiene funciones de bloqueo y permite que los desarrolladores de extensiones como uBlock Origin puedan interceptar las peticiones de red para bloquearlas, modificarlas o redigirilas. La segunda no permite esto, solo permite observar las peticiones, aunque sigue siendo compatible con bloqueadores como Adblock Plus, puesto que sus funciones de filtrado son más sencillas y utilizan listas para bloquear URLs a través de dos canales.

Hasta ahora en Chromium y todos los navegadores que se derivan de este proyecto el control que se proporcionaba al usuario se hacía mediante una API muy especial, pero como explican en The Register, en Google quieren modificar la forma en la que se gestionan esos permisos para extensiones:

  • webRequest API: permite que las extensiones del navegador como uBlock Origin intercepten peticiones de la red y las bloqueen, las modifiquen o las redirijan. Esto hace que las páginas web tarden más en cargar porque Chrome tiene que esperar a que esa extensión procese esos datos. Con esta propuesta webRequest solo permitirá leer esas peticiones, no modificarlas. En lugar de ella entrará en acción la llamada
  • declarativeNetRequest API: esta nueva API permite que Chrome decida cómo gestionar esas peticiones de la red, eliminando según la propuesta un potencial cuello de botella y proporcionando una forma alternativa de cambiar el comportamiento del navegador.

Además de esto la nueva API proponía un límite en las listas de bloqueo de 30.000 (la API actual no tiene límite), un número considerado insuficiente por los desarrolladores porque ni siquiera alcanzaría para cubrir todas las reglas de EasyList, el set de reglas originalmente iniciado por Adblock que ahora usan muchos bloqueadores para eliminar innumerable cantidad de molestias al navegar más allá de los anuncios.

En esencia lo que hace este método es ceder el control de la privacidad a Google en lugar de hacerlo con terceras partes. Puede que Google dé más confianza en ciertos escenarios que organismos desconocidos y que pueden efectivamente representar una amenaza para el usuario, pero ocurre que en el ámbito de la publicidad Google es parte (muy) interesada, y este tipo de modificación parece plantear el fin de los adblockers tal y como los conocíamos.

Entonces ¿Qué sucederá?

En conclusión, no podemos decir que todo siga igual, pero lo importante, que es que las extensiones de bloqueo de contenidos que usamos actualmente funcionen igual, parece que será imposible con el nuevo y limitado sistema de DeclarativeNetRequest, que además de ser más lento permite que Google recopile los datos que bloqueamos, algo que le puede ayudar en su negocio publicitario, que al fin y al cabo es lo que mueve a la empresa. Los cambios propuestos son para Chromium, por lo que habrá que ver qué postura toman Opera, Brave, Edge o Vivaldi al respecto.

El problema con esa nueva forma de actuar es que estas extensiones tampoco podrían bloquear por ejemplo contenidos multimedia de cierto tamaño, deshabilitar la ejecución JavaScript o eliminar las cabeceras de las cookies que dan más datos sobre los usuarios que navegan por internet. Eso supone un perjuicio para la privacidad de los usuarios, y de momento los ingenieros de Google no han dado argumentos al respecto.

¿Te ha gustado?, comparte en redes sociales
¿Te ha gustado?, comparte en redes sociales
Share on facebook
Share on google
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

WALTER ROSERO

Creador de Walter Rosero - SuperTecnoDroid | Responsable del Canal de YouTube Walter Rosero. Amante de la tecnología y juegos, me gusta aportar con un granito de arena al aprendizaje y la enseñanza. Soy editor y compositor en el área multimedia. Combino mi pasión por la enseñanza a través  de la World Wide Web.

WALTER ROSERO

WALTER ROSERO

Hola soy Robinson Rosero, me dedico a crear contenido por medio de la World Wide Web, para ayudar a las personas y así poder desarrollar experiencia con nuevas ideas.

Articulos Relacionados